Estrés laboral, ¡hazle frente!

El estrés laboral puede manifestarse de diferentes maneras. Las más típicas son cambios a nivel de la conducta del individuo, a nivel físico o emocional. Hay una gran diversidad en cuanto a la cantidad de cambios que podemos sufrir y todos y cada uno de ellos depende de la persona.

Liderazgo empresarial, ¿cómo identificar el estrés laboral?

Hay quienes, al sufrir estrés laboral, tienen insomnio. Las preocupaciones en el trabajo, no estar a gusto con tus compañeros o estar sometido a mucha presión pueden explicar esto.

También puede ser que en determinados momentos del día sientas que el corazón se te acelera más de la cuenta (como si estuvieras haciendo ejercicio pero sin hacerlo), tengas dificultad para tragar o respirar por opresión en tu pecho, falta de ganas de comer, tensión muscular, cansancio sin motivo aparente, nerviosismo, dificultad para contentarte, pensar que todo va a ir mal, pensar sólo en situaciones negativas, dudar tanto que seas incapaz de tomar decisiones, cambios de humor muy bruscos, inestabilidad emocional, fumar o beber alcohol con mayor intensidad, problemas de tipo sexual…

Como puedes ver, hay muchas formas en las que el estrés laboral aparece. Sin embargo, el mayor de los problemas no es ese. Hay otro mayor.

¿Conoces las causas del estrés laboral y cómo manejarlo? Clic para tuitear

La gran mayoría de las personas tiene miedo a reconocer que sufre de estrés laboral, probablemente porque esta enfermedad te incite a aceptar que la tienes según mi opinión personal. Por eso debes ser fuerte y preguntarte: ¿Soy feliz así? ¿No sería más feliz de otra manera? Si identificas alguna de las características comentadas con anterioridad, aunque suene duro lo que voy a decir… ¡Deja de lamentarte! No me gusta la gente que prefiere quejarse en vez de resolver el problema. Afróntalo, supéralo y sé más feliz.

Estrés laboral, ¡aprende a manejarlo!

Seguro que hay gente que identifica el estrés laboral con irse corriendo a por la baja y a que le den alguna pastilla en el médico para estar tirado o tirada tranquilamente en el sofá. Pues bien, ningún empresario exitoso hace eso. Eso no te servirá de nada para superar un estrés laboral, porque lo primero que debes de identificar es qué te lo está causando. Ya que es muy distinto sufrir dicho estrés porque cobras poco, porque no gustas a tus compañeros de trabajo, porque tu negocio no te va mal o porque estás trabajando en algo que aborreces.

Así que una vez te hayas preguntado y respondido sinceramente porqué estás así, te aconsejo hacer lo siguiente.

estrés laboral

Formas para manejar y superar el estrés laboral

Conoce lo que te estresa: Al conocerlo, puedes enfrentarte a ello y apaliar y anticiparte a dicha situación cuando vuelva a ocurrir.

No saber que tienes que hacer: Estar perdido en la vida, en un trabajo sin futuro y sin salida es una de las mayores causas de estrés. Tomate un Kitkat como diría el anuncio y escribe en un folio realmente con qué sueñas y lánzate a ello.

Lo más importante del día, hazlo primero: Muchas causas de estrés provienen por aquello de: ¡No me da tiempo a acabar de hacer esto! Está claro que hay casos excepcionales pero es preferible que según llegues al trabajo, te pongas a hacer aquello que más esfuerzo te va a suponer, y si no debes tomarte el descanso de media mañana o comer un poco más rápido, hazlo porque eso puede hacer que te liberes de una hora extra de trabajo al final del día, que es cuando más agotados estamos y cuando menos rendimos.

Mira sino el claro ejemplo de los médicos, a ellos les programan las cirugías y operaciones a primera hora de la mañana porque es cuando más energía tiene el cuerpo humano. Dejando a un lado las urgencias claro.

Otros consejos de liderazgo empresarial para luchar contra el estrés laboral

estrés laboralUna de las características importantes de saber como ser un empresario de éxito reside en controlar que no te peguen el estrés laboral. Tienes que tratar de que no te influya el malestar de los demás. Sus preocupaciones y quejas no tienen porqué ser las mismas para ti y, ni mucho menos, influenciarte de la misma manera. Aprende a separar los sentimientos y sensaciones de los demás y los tuyos propios, no seas una oveja que sigue al rebaño.

Las cosas del trabajo, de una en una. Da igual que seas de esas personas que dicen que son capaces de hacer de todo y que son multitarea, tu cuerpo fisiológicamente reacciona de la misma manera que el de los demás: Se cansa, se satura, se carga, se tensa, se agota… Otra cosa es que tengas que hacerlo un día de manera puntual, pero no siempre. Recuerda que una cosa que agota mucho es tener pendientes varias tareas, así que ve concluyéndolas.

El ejercicio. Necesitas hacer deporte y… ¡cualquiera es válido! Hay personas que se desestresan corriendo, otras con ejercicio de contacto y otras con yoga. Elije el que quieras, pero hazlo. El deporte relata y elimina tensiones. Te despeja la cabeza y te ayuda a dormir.

Por último comentaremos otros puntos como es el bienestar económico. Todos queremos más salarios pero pocos nos preguntamos, ¿estamos gastando demasiado? A no ser que estés en una situación muy complicada, irás más contento a trabajar si no te ves ahogado económicamente. También la estabilidad en pareja aporta a luchar contra el estrés laboral así que cuando estés mal por el trabajo, busca apoyo en el hombro de tu cónyuge y no pagues con él o con ella, tu mierda de día. Evita distracciónes en tus momentos más productivos, es decir:

  • Apaga el móvil.
  • Desconecta los avisos de email.
  • Elimina todo aquello que te pueda distraer.
  • Acaba con tus berrinches por el café, por tu asiento o por tonterías.

Y… ¡Mantener el sentido del humor para luchar contra el estrés laboral es clave!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *