Síntomas de la ansiedad en el trabajo, ¡acaba con ellos!

Por desgracia, hay muchos síntomas de la ansiedad que provienen de los negocios. Crearlos puede ser una actividad muy estresante. Cada día uno se enfrenta a multitud de situaciones que pueden ser de vital importancia para su futuro, ya sea la gestión de pedidos, tratar con empleados y clientes o llevar las cuentas del negocio.

Síntomas de la ansiedad en el trabajo

Síntomas de la ansiedadTodas y cada una de dichas actividades deben de hacerse bien y deben de hacerse bien de manera constante en el tiempo. Pero muchas veces esto no es posible y surgen multitud de imprevistos para los que debemos estar preparados.

Además está la inseguridad que todo empresario puede tener a la hora de analizar el futuro de su empresa, la pérdida de clientes y, por lo tanto, de ingresos, el marco macroeconómico actual de crisis económica, etc. Si sumamos todo esto, es normal que las estadísticas dictaminen que 9 de cada 10 empresarios pasar por cuadros de ansiedad (de mayor o menor grado) al menos una vez en su vida.

¿Cuáles son los síntomas de la ansiedad?

El problema de no reconocer los síntomas de la ansiedad reside en que estos se van agrandando, haciendo que pases por momentos difíciles y poco productivos. Para que os hagáis una idea, estos son los síntomas de la ansiedad más comunes:

  • Menor nivel de concentración.
  • Menor productividad.
  • Síntomas de fatiga.
  • Se está más irascible durante el día.
  • Mayores fallos en tu día a día.

Una de las formas de reducir la ansiedad que tiene un empresario es delegar responsabilidades Clic para tuitear

Dichos síntomas de la ansiedad pueden provenir de múltiples fuentes como:

  • Exceso de trabajo.
  • Pérdida de clientes.
  • Menores ingresos de los esperados.
  • Tratar con empleados.
  • Errores propios o de tus trabajadores.
  • Factores externos como fallo en el funcionamiento de internet o del ordenador.
  • Hablar en reuniones.
  • Etc.

Síntomas de la ansiedad

Otro de los principales problemas, sobre todo de pequeños y medianos empresarios es el tiempo que pasan consigo mismos. Supongamos que tienes una tienda física y que pasan las horas y las horas y no entra nadie a comprar. Muchas personas tienden a darle vueltas a la cabeza a porqué el negocio no va como ellos se esperaban que fueran, piensan en qué cambiar, en cómo hacer tal cosa… Pero esa vocecita que tenemos en la cabeza también nos puede hacer pensar en cosas negativas que nos conlleva a dudar de nosotros mismos, de nuestra idea, de nuestro negocio o futuro, etc.

Esto puede ser muy peligroso y muy dañito. Puede hacer que nos salgamos de nuestro camino, pero debes de tener calma y saber afrontar todo esto de una manera realista, no pierdas el tiempo en cosas negativas. Si sientes que te cuesta trabajar, no duermes bien, estas cansado todo el día, te sientes en tensión o con dolores de cabeza o de estómago, si rehúyes la compañía y, en general, tienes conductas un tanto autodestructivas, para tu mundo un momento y no hagas nada.

¿Cómo combatir los síntomas de la ansiedad?

En primer lugar, debes de saber que cualquier síntoma de la ansiedad puede ser combatido de manera rápida y sencilla a no ser que estos problemas ya sean muy graves, por lo que entonces te recomendamos que vayas a un coach personal.

Para actuar por tu cuenta en la resolución de los síntomas de la ansiedad debes centrarte en pensamientos positivos tanto al levantarte como al acostarte. Piensa en algo de tu vida que te haga feliz y sueña con el cumplimiento de tus objetivos laborales de una manera realista. Lo creas o no, irte a la cama y levantarte pensando que la vida es una mierda o que no vas a conseguir nada en tu trabajo, es algo muy perjudicial para ti.

Otro de los síntomas de la ansiedad es la búsqueda de la perfección. ¡Todo debe estar como tú quieres exactamente! ¡NO! Es un error, la perfección no existe, sólo es un concepto. Da igual que estemos hablando de escribir contenidos para web, de gestionar tus redes sociales o de grabar una película, los profesionales podríamos estar mejorando cualquier cosa durante toda la vida. Si no es una coma, es un párrafo, si no una toma, un diálogo… Pero hay un momento en el que hay que parar.

La organización es otro método para combatir los síntomas de la ansiedad. Muchos empresarios se acuerdan de algo y se ponen con ello descuidando otras tareas que, quizás, sean de mayor importancia. Creen que hay que modificar un pequeño detalle e inmediatamente exigen dicha modificación, etc. En un negocio no se debe hacer nada por impulso, eso hay que corregirlo o perderás el enfoque, lo que te frustrará porque no te saldrán bien las cosas y acabarás teniendo ansiedad.

El exceso de trabajo, el querer abarcar más de lo que uno puede, el no pedir ayuda, no saber delegar tareas laborales en terceras personas, también pueden derivar en ansiedad. Así que si eres de las personas que hace mil cosas a la vez, debes reducirlas y confiar. Hay mucha gente dispuesta ayudarte, un ejemplo de ello, somos nosotros.

¡Eliminar la ansiedad de tu vida y de tu negocio hará que este crezca!

P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *